Web App: todo lo que necesitas saber

Web App

Una Web App o aplicación web es una versión de una página web que se optimiza para poder ser utilizada desde los teléfonos móviles o dispositivo portátil, ya que están creadas para ser abiertas desde todos los navegadores y sistemas operativos. A través de su optimización en HTML, JavaScript y CSS, lograremos una compatibilidad total de nuestra app híbrida con cualquier dispositivo.

La Web App ha de ser ejecutada a través de una URL sin necesidad de realizar descarga alguna, un factor que hace a este tipo de alternativas más económicas que una app nativa.

Entonces, ¿Qué diferencia tiene con una página web, una App nativa o una Progressive Web App (PWA)?

A continuación, veremos las principales características y comparativas que ofrecen las Web App.

Diferencias entre una Web App y Página web

Las Web Apps son muy dinámicas con respecto a las páginas Web, ya que existen para resolver una necesidad particular y necesitan de la interacción del usuario para cumplir su objetivo.

Las páginas web no son tan caras como las Web App, ya que estas necesitan un desarrollo más profundo. Sin embargo, las páginas web requieren un gestor de contenidos capaz de actualizar los recursos del site debido a la interconexión de varias de sus páginas.

Los sitios web son principalmente fuentes de información, mientras que las aplicaciones web se centran en la realización de acciones. Esto se debe a sus diferentes naturalezas y objetivos, donde las aplicaciones web pueden ser parte de un proyecto pero no al revés, y sus funciones son de una complejidad más elevada que incrementa sus costes de desarrollo.

Web App

Web App vs App Nativa: en qué se distinguen

La diferencia entre una web app y las app nativas reside en su lugar de descarga:  mientras que las app nativas se encuentran a través de plataformas o markets donde los usuarios tienen que descargarla para poder utilizarla, una Web App es una página independiente y que se activa con tan solo la visita a la página web.

Hemos que tener en cuenta si las Apps van dirigidas a Android o  IPhone, ya que si solo está disponible en un sistema operativo, limitará el acceso a un gran número de usuarios de la tecnología contraria, algo que no sucede con las Web App, que almacenan los datos en el servidor y ponen a disposición de cualquier usuario, independientemente de su sistema operativo.

Otra gran diferencia se encuentra en el modo de almacenamiento: mientras que las App se alojan en el dispositivo y consumen espacio en su memoria interna, y una Web App almacena los datos en el servidor de forma externa, sin la necesidad de consumir un espacio alguno en el dispositivo.

La conectividad es otro de los factores decisivos a la hora de elegir entre uno de esos formatos para poner en marcha un proyecto: mientras las App nativas no tienen necesidad de estar conectadas a internet, las Web Apps sí que lo requieren, algo que limita sus funciones cuando nos encontramos offline.

Respecto a las funcionalidades que ofrece cada tipo, las aplicaciones nativas pueden tener todas las funciones en marcha, mientras que las App Web no pueden aprovecharlas del mismo modo dadas las limitaciones que su modelo de desarrollo ofrece y la necesidad de ajustar sus funciones a una web.

Diferencias entre una Web App y Progressive Web App

Las Progressibe Web Apps (PWA), son páginas web que se comportan como aplicaciones nativas, las cuales aprovechan todas las funcionalidades de los dispositivos móviles en las que se visualizan. Las Web Apps también son aplicaciones web, pero al fin y al cabo sus posibilidades son más cercanas a las de una Web tradicional, a diferencia de las PWA, que mantienen un modelo más cercano a la app tradicional.

La Web App no se puede descargar en un dispositivo, ya que se accede a través de una URL, y las PWA, aunque también acceden a través de una URL,  pueden descargarse y crear un acceso directo en el teléfono, hecho por el cual este modelo ocuparía más especio que la Web App.

En cuanto a conexiones y conectividad, el uso de una Web App requiere conexión a internet, mientras las PWA no requieren de la misma para poder utilizarse.

Ejemplos de Web App que todos usamos

Uno de los ejemplos más claros, es la Web App de Whatsapp, que permite tener todas tus conversaciones y tus contactos en el ordenador, con gran facilidad a la hora de enviar documentos o cualquier archivo. Al igual que Whatsapp, también se encuentran otras apps de mensajería instantánea como Telegram, con características similares.

También podemos hacer referencia a Spotify, un reproductor de música donde se encuentran las mismas funcionalidades que en la app, pero dentro de su web App, donde no necesitas consumir espacio ni en el ordenador ni dispositivo móvil.

La Web App más utilizada a día de hoy es la Web App del videojuego FIFA, que permite a los jugadores estar conectados desde donde sea siempre que se tenga una conexión a internet.  

Por último, otra Web App de las más usadas es la de Outlook, ya que teniendo acceso a la cuenta de Microsort Exchange, nos permite administrar todos los correos electrónicos y tener acceso a calendarios, contactos y tareas sea cual sea la ubicación del usuario.

Ahora que conoces cómo dar forma a tus ideas y proyectos digitales, ¿Por qué no nos cuentas el tuyo? En ASAP te ofreceremos una solución a medida y totalmente personalizada para cumplir todas las necesidades que tu negocio requiere. Y si ya lo tienes en marcha, seguro te resulta interesante conocer cómo monetizar tu app. 

Desarrolla con nosotros tu proyecto ¡Estaremos encantados de trabajar contigo!

Eduardo Álvaro Barredo

Técnico de Marketing en prácticas – Asap Global Solution