Qué debe tener una app de calidad

Según los últimos estudios, una persona promedio utiliza 9 aplicaciones móvil al día y un total de 30 durante todo un mes. Además, el consumo del 70% del tiempo de internet es a través de los dispositivos móviles, donde un 50% del tiempo destinado a usar los celulares, se usa para utilizar aplicaciones móviles.

Todos estos datos nos sirven para entender que tener una app de tu negocio puede llegar a ser una idea interesante. Pero no basta solo con eso, hay que tener en cuenta muchos otros factores claves. Hoy, en El Rincón de Asap, te traemos una serie de tips de cómo desarrolla nuestro equipo las aplicaciones web tanto para iOS como para Android.

¿Es necesario para mi negocio una app?

Esta es la primera pregunta que hay que responder. En ASAP no vamos a aconsejarte, independientemente de tu proyecto, que deber tener una aplicación móvil. Nuestro objetivo es ayudarte a conseguir tus objetivos, y esto no siempre pasa por tener una app.

Hay más de 5 millones de aplicaciones disponibles entre la App Store y Apple. Es un mercado lleno de competidores y es posible que a tu proyecto no le haga falta tener una. ¿Tus clientes necesitan una app para ver tus productos o servicios? ¿Van a usarla de forma diaria? Las aplicaciones móviles ofrecen una muy buena experiencia si se usan de un modo continuo, pero si el uso es más bien esporádico, con tener una página web de calidad va a ser suficiente (si quieres ver cómo hacer una web de calidad, mira nuestro post: https://www.asapglobalsolution.com/blog/conoce-nuestros-trabajos-en-web-y-app/

En ASAP haremos una pequeña investigación de tu proyecto, así como de tus competidores y público objetivo para comprobar si es necesario crear una app.

Qué quiero conseguir con la aplicación

Segunda pregunta, fundamental para cualquier proyecto, ¿qué se quiere conseguir con la app? Esto es imprescindible para conocer hacia donde enfocar la aplicación. No es lo mismo crear una aplicación tipo tienda para vender productos, que otra aplicación tipo red social para tu público u otra que se dedique a informar. Cada una se crea y se desarrolla de forma muy diferente, ya que tendrá unas funciones diferentes y es necesario tener una idea clara de lo que se quiere.

El equipo de ASAP te ayudará en todo momento a responder todas las dudas que puedas tener y te planteará otras nuevas, con el fin de tener el objetivo de la aplicación claro. Será necesario, en esta parte del proceso de creación, conocer al público objetivo al que se dirige, las funcionalidades que debería tener la app para cubrir las necesidades de tus clientes, así como los beneficios que pueda aportar, tanto a ellos como a ti.

Qué mínimos necesito

Directamente relacionado con la anterior, la pregunta fundamental aquí es ¿qué mínimo debe tener la app para satisfacer a los clientes? Es necesario un estudio de mercado para conocerlo pero en ASAP también recomendamos no anticiparse demasiado. No es necesario meter un montón de funcionalidades que luego los usuarios no van a utilizar. Siempre es mejor ir atendiendo a la demanda y a medida que los usuarios vayan demandando cosas, ir dándoselas y quitar las que no usen.

Por eso en ASAP hacemos un mantenimiento exhaustivo de tu aplicación y la iremos mejorando con el paso del tiempo para que termine siendo la app que tú y tu publico necesitáis.

Análisis preliminar de la app

Es el momento de conocer, un poco más a fondo, todo lo que debe tener y cubrir la aplicación móvil.

  • Objetivos. Como ya dijimos en un apartado anterior, hay que tener ya, en este punto del proyecto, muy claro qué se quiere conseguir con la aplicación: ventas, descargas, transacciones, optimización de procesos, ampliar información, etc. Las opciones son muchas y muy variadas. Y en ASAP no queremos que malgastes tu tiempo y esfuerzo en objetivos que no se adecuen a tu proyecto, por ello siempre te asesoraremos para que tu app sea lo más completa posible pero sin extras que solo consigan que gasten más dinero del necesario.
  • Problemas. La app debe solucionar un problema que tenga el usuario. Crear una app por el simple hecho de tenerla es un error. Puede servir para reservar algún servicio, comprar productos, ofrecer descuentos o de consulta. Pero siempre ha de tener un fin. No debe ser meramente un espejo de la web principal.
  • Audiencia. Es necesario saber a qué publico nos estamos dirigiendo. Cómo se comporta con las aplicaciones, qué le gusta hacer a través de las apps y que es lo que necesita. No es lo mismo dirigirse a un público más joven que maneja sin problemas cualquier tipo de aplicación a unos usuarios más adultos, que buscan seguridad y sencillez.
  • Resolución. Es decir, definir claramente las funcionalidades de la app. Si, por ejemplo, nos encontramos ante una app destinada a facilitar al usuario la descarga de documentos importantes, habrá que comprobar qué funciones debe tener para ello, sin agregar otras que puedan distraer o entorpecer al usuario.
  • Monetización. Se trata de una decisión importante. ¿Va a tener que pagar el usuario por descargarse tu app? Es una decisión que se debe tener clara desde el principio, no puedes ponerla gratuita al principio y, al ver que tiene un buen número de descargas, ponerla de pago. Eso no hará otra cosa que irritar al usuario. En ASAP siempre te asesoraremos en relación con el tipo de app y a lo que quieres conseguir con ella. Es una decisión difícil, pero nosotros te ayudamos y aconsejamos.

Plataforma donde desarrollarla

Siguiente decisión importante, en qué plataforma desarrollar la aplicación móvil. El equipo de ASAP te va a recomendar, la mayoría de las veces, que hagas la app tanto en Android como en iOS. No solemos hablar de plataformas como Windows Phone o similares, ya que el desembolso necesario para crearla no compensa el muy limitado número de usuarios que lo utilizan.

Aun así, con la ayuda de diferentes páginas de porcentajes y estadísticas por países, revisaremos cual es la mejor plataforma para lanzar tu aplicación según su utilización. Siempre se puede lanzar en la plataforma más idónea y, cuando ya se haya asentado, crearla también en la otra.

Decisiones técnicas

Este apartado es un poco más técnico y es posible que se te escapen algunas de las explicaciones, pero para eso está el equipo ASAP. El tipo de cuestiones que vamos a analizar suelen ser tomadas por el equipo que va a crear la app más que por el cliente, ya que como hemos dicho al principio, son decisiones que requieren un conocimiento más especializado del funcionamiento de las apps.

  • Datos.Es necesario decidir donde se almacenan los datos de la app, si en el móvil o en un servidor. Esto dependerá del tipo de app que se este haciendo. Si se trata de una aplicación de consulta, como puede ser la de un restaurante con su menú, ubicación y demás, que no vaya a necesitar muchas actualizaciones o cambios, los datos pueden estar en la propia app. La ventaja es que puede usarse sin tener conexión a internet; la desventaja, que si es necesario hacer cualquier cambio en la app, es necesario volver a subir la aplicación. Por el contrario, se puede usar la tecnología cliente-servidor. Esto significa que hay cosas que se pueden hacer desde el móvil del cliente (sin usar internet) y otras en las que es necesario acceder al servidor (es necesario tener conexión). La ventaja de usar el servidor es que cualquier actualización se hace dentro del mismo y no es necesario volver a subir la aplicación como con el método anterior. Lo malo, solo funciona si esta conectada a internet.

Lenguaje de programación Por hacer un resumen rápido, existen 3 formas de desarrollar una app. No requieren tener conocimientos de programación, ya que se basan en ir modificando diferentes apartados de una app estándar. Son muy limitadas y simples, más para crear una app general e informativa, no que busquen hacer negocio.. Apps híbridas. Programadas en diferentes lenguajes como Xamarin, Ionic, Phonegap… La app se programa solo una vez y luego se exporta para su uso en iOS y Android. Como te podrás imaginar cada lenguaje tiene sus cosas buenas y malas. Es una solución intermedia, ya que solo es necesaria programarla una vez, pero no aprovecha todo el potencial de cada sistema operativo. App nativa. Programadas en el lenguaje nativo de iOS (Swift) y Android (Java o Kotlin). De esta manera están hechas la mayoría de las aplicaciones profesionales. Pero supone tener que programar en cada una de las versiones de forma separada.

  • Equipo. Para todo esto y lo que viene después, es necesario contar con un equipo experto en todas las funciones y partes de la app.
    • Diseñador en experiencia de usuario. Tiene que quedar bonito, pero también funcional y contar con los elementos nativos del sistema, por eso es necesario un diseñador en experiencia de usuario.
    • Desarrollador de la aplicación. La persona que va a desarrollar tu app. Debe ser experto en el sistema por el que te hayas decantado (Android o iOS).
    • Experto en marketing digital. Se encargará de crear una estrategia de marketing para conseguir descargas y lograr objetivos.
  • Diseño de experiencia de usuario, interfaz y de interacción. Es necesario ahora construir un prototipo interactivo. Norm

almente se hace un diseño algo diferente para iOS y para Android, para poder aprovechar al máximo las características nativas de cada uno. Los limites entre la experiencia de usuario, la interfaz y la interacción muchas veces llegan a ser difusos, pero a grandes rasgos: Es el recorrido de la propia app, donde se indica la relación entre cada pantalla (a qué parte de la app vas cuando aprietas determinado botón) y la experiencia que el usuario va a experimentar para moverse a través de ella. Aquí nos encargamos de decidir el recorrido y donde se deberán situar los botones. Representa la aplicación añadiendo colores, textos, transiciones entre pantallas y, en definitiva, el front-end de la aplicación y su interface… Se conceptualiza en mockups.

  • Desarrollo backend. Hace referencia a la lógica de la aplicación, su comportamiento y gestión interna.

    • Base de datos. Diseñar y moldear la base de datos, con su estructura y las relaciones, así como sus limitaciones para determinar cómo se almacenan los datos y cómo acceder a ellos.
    • Desarrollo de API. Sirve para comunicar la aplicación con esa base de datos para que toda la lógica este en el servidor y no en los dispositivos. Esto lo hace más escalable y modulable.
    • Administrador web o CMS. Web protegida donde se gestionan los datos de la aplicación.
    • Alojamiento del backend en el servidor. Lo que comúnmente conocemos como nube o hosting.

Pautas clave

Ya tenemos los objetivos fijados, así como la idea general de la app. Es momento de entrar un poco más en materia y empezar a crear la aplicación.

  • Registro de usuarios Fundamental en cualquier app es crear un registro de usuarios. Imprescindible que sea fácil e intuitivo. No será la primera vez que tus posibles clientes se den de alta en una aplicación y por lo tanto ya estarán acostumbrados a este proceso, pero no por ello hay que ponérselo más difícil. Tienen que poder darse de alta con unos pocos clics y en pocas pantallas.
  • Diferenciación Este punto va a cambiar mucho dependiendo del tipo de proyecto que tengas. Existe una gran competencia de app en el mercado y es necesario que la tuya destaque para que funcione, ya sea a través de una funcionalidad que no tengan los demás, un manejo más sencillo o una aplicación más vistosa. Para ello el equipo de ASAP hará un estudio exhaustivo de tus competidores para ver que es lo nuevo que puedes aportar o aquello que puedes mejorar para que se descarguen tu app y no la de tus competidores.
  • Notificaciones y alertas. Las notificaciones se utilizan para avisar al usuario sobre alguna función que puede interesarle de la app, como recordatorios o para notificar algo novedoso de la misma. Son una parte importante de la aplicación y pueden convertirse en un gran aliado siempre y cuando se utilicen con cabeza. No es bueno que salten notificaciones a cada rato, pues lo único que conseguirás es cansar al usuario y que desinstale la aplicación. ¿Cuál es la medida exacta? Pues dependerá del tipo de aplicación y de lo que busque. Lo que nuestro equipo siempre recomienda, es ponerse en la piel del usuario para conocer qué notificaciones son realmente necesarias y cuales pueden llegar a molestar.
  • Actualizaciones. Cuando ASAP lanza una app al mercado, durante los primeros meses de vida, observa de forma intensiva las críticas y comentarios que van dejando los usuarios, ya que son la mejor fuente de información sobre posibles errores y mejoras. Hay que tener claro que la app nunca estará completa del todo, la tecnología evoluciona y cambia constantemente y será necesario ir actualizándola con el tiempo para que no se quede obsoleta. En ASAP nos encargamos también de estas actualizaciones de funcionamiento para que no debas preocuparte de nada.
  • Categorías. Nuestro equipo también se encargará de categorizar tu app dentro de tienda virtual. Es un paso que en principio parece nimio, pero que es muy necesario para que usuarios que no te conozcan pero necesiten lo que tu ofreces puedan encontrarte.

Ventajas y desventajas

Una vez que ya sabemos todos los pasos que conlleva crear una app, es hora de hablar de las ventajas e inconvenientes que supone.

  • Ventajas
    • Puede aportar y suplir una necesidad de tus clientes
    • Puede hacer que tus clientes interactúen contigo y tu proyecto de forma rápida y sencilla.
    • Mejor experiencia de usuario.
    • Facilidad a la hora de comprar en cualquier lugar.
    • Canal directo de comunicación con tus clientes.
    • Puede funcionar como si fuese tu propio negocio y no solo como complemento.
  • Desventajas
    • El coste y tiempo de creación es largo, debido a su complejidad.
    • La logística para distribuirla puede llegar a ser un debate interno, puesto que las opciones de distribución son muchas.
    • Necesario un buen equipo detrás para que funcione.

Y hasta aquí nuestra aportación de esta semana. Se trata de un tema bastante complejo y que como ya hemos reiterado a lo largo de todo el artículo, es imprescindible contar con un equipo de expertos por detrás. Confía en ASAP para crear tu app, tenemos mucho bagaje en creación de aplicaciones y, lo más importante, en que funcionen con tu público.

Alicia de la Pisa

Técnico Marketing digital - Asap Global Solution