¿CÓMO CONSEGUIR UNA BUENA IMAGEN CORPORATIVA?

ASAP - Imagen corporativa

Actualmente existe un gran nivel de competencia en todos los sectores y es por ello que, aunque parezca obvio, tendremos que estar en la mente del consumidor cuando piense en adquirir un servicio o un producto, siendo nosotros la primera opción que le venga a la cabeza al pensar en su deseo o necesidad.

Por ello podemos afirmar que si no existimos en el pensamiento de un cliente no existimos para él, perdiendo así una oportunidad de negocio. Aquí será donde entre en juego la imagen corporativa. Ya que una buena imagen corporativa te permitirá llegar a tus clientes y mostrarle esos valores que hay detrás de tu marca. Resulta imprescindible para la reputación de la empresa ya que generará confianza, y como consecuencia, permitirá realizar más ventas y conseguir nuevos clientes.

Ahora que sabemos lo que podemos conseguir toca empezar por el principio y conocer qué es exactamente la imagen corporativa antes de explicar cómo conseguir construir una buena imagen de marca la cual podremos conseguir con un buen trabajo de Diseño Gráfico y Marketing Digital.

¿Qué es la imagen corporativa?

La imagen de marca o imagen corporativa está compuesta por las actitudes, creencias y percepciones que tendrán nuestro público sobre nuestra marca o empresa, será la forma en la que el consumidor interprete nuestro producto, servicio y comunicaciones, la cual deberá ser la misma que la que queramos trasmitir. Toda empresa o marca tiene su propia imagen corporativa, ya que ésta se define como la percepción que tienen los usuarios de la empresa o marca.

Pero esta imagen corporativa no siempre se creará solo con nuestros mensajes emitidos, debido a que lo más común es que los consumidores se fíen más de las opiniones del resto de consumidores y experiencias personales tanto de clientes como de otros medios.

Por ello debemos trabajar la imagen corporativa para no dar a entender a nuestros clientes unos valores que no deseamos o que no se adecuan a los valores que realmente tiene o queremos potenciar con nuestra marca. Cuidar nuestra imagen nos permitirá contar con una buena imagen corporativa en lugar de con una mala.

Por supuesto, aunque vigilemos y cuidemos cada movimiento alrededor de nuestra marca pueden desarrollarse problemas externos que ensucien la imagen de nuestra empresa. También debemos sabes que la imagen corporativa no será algo que dure para siempre en nuestra empresa, esta podrá cambiar en algún momento de la vida de la empresa. Un ejemplo de ello es cuando queramos da run aire rejuvenecido o nuevo y cambiemos el logo, como ya os hablamos en anteriores blogs sobre el Rebranding.

Diferencias entre Imagen e Identidad corporativa.

Una vez explicado el significado de la imagen corporativa nos puede surgir la siguiente duda; ¿Qué diferencias existen entre la imagen y la identidad corporativa? Para ello explicaremos la identidad corporativa y así diferenciándola de la imagen corporativa.

La identidad de marca o identidad corporativa serán aquellos componentes que definirán la marca diferenciándonos de la competencia. Estos elementos serán el nombre de la empresa, logo, colores corporativos, tipografía, slogan, tarjetas de visita, cartelería y todo aquello que nos represente como empresa o marca.

De tal modo que, la identidad corporativa será la encargada de transmitir la personalidad de la compañía o empresa de forma global, valores y filosofía de la empresa. Mientras que la imagen corporativa se centra en trasmitir aspectos de forma concretos y particulares, como por ejemplo la esencia visual de la marca.

ASAP - Estrategia

Entonces, ¿qué hay que tener en cuenta a la hora de construir una buena imagen corporativa?

Para empezar, es importante que la imagen a transmitir sea positiva y que vaya acorde con los valores de la empresa, ya que si no es así lo que vamos a crear en los usuarios es confusión. Una vez tengamos definidos los símbolos, colores y demás elementos de nuestra imagen habrá que utilizar siempre de la misma forma, consiguiendo así lograr una buena imagen corporativa sólida y fácilmente identificable.

Un buen ejemplo de imagen corporativa sólida y eficaz lo tenemos en Coca-Cola, Starbucks o El Corte Inglés, son tres empresas que cualquiera sería capaz de describir y seguramente utilizando casi las mismas palabras.

Tres estrategias que debemos de seguir para conseguir una buena imagen corporativa:

  1. Contenidos adaptados al consumidor: Los contenidos publicados por la marca o empresa, usando los diferentes tipos de canales, será la forma de comunicarnos con nuestros consumidores y ellos con nosotros. Por ello debemos tener especial cuidado con el contenido que compartamos, este tendrá que ser original, actual y de una calidad alta. Gracias a ellos conseguiremos que el cliente cree una credibilidad hacia nosotros y nos convertiremos en una marca referente en su imagen corporativa.
  2. Optimización de la estrategia SEO para tu Web: Cuando un usuario realiza una búsqueda en Google y tu web no aparece en la primera página, será como si no existieras para él. La mayoría de los clientes no pasa de la primera página al realizar sus búsquedas. Es por eso que el posicionamiento en los buscadores será una parte esencial de tus estrategias para la imagen corporativa, esta acción de posicionamiento tendrá que ser llevada a cabo por profesionales del SEO. Como el equipo profesional y altamente cualificado que existe en ASAP, el cual conseguirá posicionar tu empresa, dándole la visibilidad que se merece tu negocio.
  3. Uso de elementos multimedia: Varios estudios han demostrado la eficacia de utilizar elementos como las fotos, vídeos o las infografías, las cuales tiene un alto poder de conversión. La única utilización de texto en nuestro contenido no será una opción, debemos de utilizar además alguno de los elementos multimedia que hemos citado, consiguiendo así una llamada a la atención más alta para nuestros consumidores y dándole un mayor dinamismo a la publicación.
ASAP - Organigrama

Filosofía, valores y objetivos: la clave de una buena imagen corporativa.

Conocer bien la filosofía de la empresa, así como sus valores y los objetivos que persigue es imprescindible para construir una buena imagen corporativa eficaz y capaz de obtener grandes resultados.

Debes tener muy claro cómo es tu empresa y cómo quieres que la perciban los usuarios, esa será la clave para definir tu imagen. En el caso contrario de no definir estos valores o no conocerlos, podría llevarnos a transmitir esta confusión a los clientes. Lo que desencadenaría en un problema para nuestra empresa, ya que no conseguiríamos tener esa ventaja frente al resto de la competencia, nuestra propia imagen corporativa.

Por ello, algunos de los beneficios que podemos obtener de tener una imagen corporativa adecuada son:

  1. Dar valor a la marca. Será aquel valor que la marca ha ido consiguiendo con el paso del tiempo y que procede de la propia marca. Aportando a los clientes una razón para que escojan nuestra marca frente a la de la competencia.
  2. Posicionamiento de la marca en el mercado. El cual es uno de los objetivos principales que tiene cada empresa dentro de los consumidores.
  3. Reconocimiento y ser recordada por los consumidores fácilmente, consiguiendo una fidelización por parte de nuestros clientes.
  4. Distinción visual frente a la competencia. Haciendo más fácil que nos elijan a la hora de comparar entre nuestros competidores.

 

Desde Asap puedes contar con nosotros si necesitas desarrollar tu imagen corporativa, escríbenos a [email protected], explícanos la filosofía, valores y objetivos de tu empresa. Nos encargaremos de definir tu imagen corporativa, y si lo necesitas podremos poner en marcha tu web y/o app con un diseño acorde a la identidad corporativa de tu marca.

Marcos Pipaón – Técnico Marketing y Publicidad
Asap Global Solution